Shiatsu

El Shiatsu de Shi (dedo) y atsu (presión) es un método de masaje por presión que combate el desequilibrio del cuerpo y el espiritu.

Es una forma de terapia manual, una técnica de aplicación de la medicina tradicional china y sigue los mismos principios de energia y de meridianos que la acupresión, mediante la administración de presiones sobre todo el cuerpo, con el fin de estimular la capacidad autocurativa natural que poseen todos los organismos vivos.

Su objetivo principal es mejorar la salud y el bienestar general así como prevenir enfermedades, todo ello a través del contacto manual, la presión digital sobre ciertos puntos del cuerpo y la manipulación de los distintos segmentos corporales.

El shiatsu es una terapia de origen japonés, aunque se bebe de las fuentes de una técnica china muy antigua llamada Anmo, el potencial terapèutico del Shiatsu tal y como hoy lo conocemos es una técnica moderna que se articuló a principios del siglo XX por Tokujiro Namikoshi quien elaboró la técnica actual del Shiatsu al combinar las técnicas tradicionales y los conocimientos fisiológicos y anatómicos de la medicina occidental.

Fue en el año 1964 cuando el shiatsu fue reconocido como algo distinto e independiente del masaje chino anma o cualquier otra forma de masaje, quedando establecido por el mismo ministerio de sanidad de Japón de la siguiente manera:

“Tratamiento que, aplicando unas presiones con los dedos y las palmas de las manos, sobre determinados puntos, corrige irregularidades, mantiene y mejora la salud, contribuye a aliviar ciertas enfermedades (molestias, dolores, estrés, trastornos nerviosos, etc.) activando así mismo la capacidad de autocuración del cuerpo humano. No tiene efectos secundarios.”

En qué te puede ayudar?

Tanto el Tuina como el Shiatsu puede emplearse como masaje relajante o también para tratar y mejorar una larga lista de problemas de salud, como los siguientes:

  • Antistrés.
  • Depresión.
  • Insomnio.
  • Fibromialgia.
  • Síndorme de Fatiga Crónica.
  • Estreñimiento.
  • Dolores de cabeza (cefaleas, migrañas).
  • Dolores de espalda (lumbalgias, cervicálgias).
  • Ciática.
  • Tortícolis.
  • Latigazo cervical.
  • Hernias discales.
  • Neuralgia del trigemino.
  • Problemas ginecológicos (menstruación irregular, dolor menstrual).
  • Etc…

Solicitud de información sobre Shiastu

Simple Share Buttons
Llámanos
¿Dónde estamos?